lunes, 30 de julio de 2012

Sobre La II Conferencia Nacional de Organizaciones del Transporte por Carretera


Hace unos días, tuve conocimiento sobre la celebración de la 2ª Conferencia Nacional de Organizaciones del Transporte por Carretera; me parece interesante que comiencen a surgir "movimientos" que empiecen a hacer cosas para poder luchar por nuestros derechos. Lamentablemente, no tengo demasiada información acerca de quienes convocaron la Conferencia, ni que organizaciones están representadas (y por lo tanto quienes estaban "representados"); pero viendo el comunicado donde informaban de lo que acordaron, y viendo lo que proponían, me gustaría hablar del tema.
Aunque ya en el principio del comunicado, observo un grave error, al "exclusivizar" las medidas que piden centrándose en que sean las medidas para autónomos y microempresas, olvidandose completamente de los transportistas asalariados; no se debería excluir en las iniciativas a los choferes asalariados (o a los choferes parados), son ganas de "perder" desde la creación de una iniciativa a "la mitad" de los choferes del país, y sino hay unión, poco se podrá conseguir ...
Hay cosas con las que estoy de acuerdo, y otras con las que no; así que primero pondré el comunicado completo de la Conferencia, para enseñar de que voy a hablar, y después opinare.

"En Madrid, a 27 de Junio de 2012.

La II Conferencia Nacional de Organizaciones del Transporte por Carretera, ante la situación de crisis del sector, ha consensuado las medidas necesarias para poder salvar a miles de autónomos y microempresas transportistas, instando urgentemente al Gobierno de España a la declaración de momento crítico del sector y adoptar medidas excepcionales.

En la mañana de hoy, 27/6/2012, se ha celebrado la II Conferencia Nacional de Organizaciones del Transporte por Carretera, con la asistencia de numerosas organizaciones de todo el territorio nacional, que en su conjunto representan a más de 30.000 autónomos y pymes del sector, siendo destacable una mayor asistencia respecto a la celebrada el pasado 31 de mayo.

En esta segunda Conferencia, se acordó por unanimidad, instar a la Administración a que declare la situación del momento crítico del sector del transporte de mercancías por carretera a fin de que en aplicación del artículo 13 de la Ley 16/87 de Ordenación de los Transportes Terrestres "se adopten, durante el tiempo preciso, medidas que promuevan la corrección de las posibles deficiencias estructurales del sistema del transporte, tendiendo a la eliminación de las insuficiencias y de los excesos de capacidad acordes con las necesidades de la demanda".

Las medidas que se proponen son las siguientes:

1.- Establecer una reordenación del sector con medidas excepcionales encaminadas a equilibrar la oferta y la demanda, endureciendo las condiciones de acceso al mercado del transporte, oponiéndose a la desregulación y desprofesionalización del transporte público de mercancías de hasta 3,5 Tn. MMA, y fomentando el abandono de la actividad de los transportistas autónomos de avanzada edad, suprimiendo el carácter de concurrencia competitiva de las ayudas. Así como, potenciar los derechos sociales de los autónomos económicamente dependientes (trades) y la regulación de la cadena de transporte estableciéndose la responsabilidad subsidiaria del cargador principal en el pago del transporte al porteador efectivo, y la limitación en la cadena de subcontratación.

2.- Establecimiento con carácter obligatorio del plazo máximo de pago de los portes en 30 días desde su realización, previsto en el art. 41 de la Ley del Contrato de Transporte Terrestre, debiendo preverse un precepto sancionador a fin de hacer eficaz dicho plazo al igual que ha sucedido en otros países de nuestro entorno como Francia.

3.- La aplicación con carácter obligatorio de la cláusula de revisión del coste del combustible establecida en el art. 38 de la Ley del Contrato de Transporte Terrestre, reflejada de forma separada en la factura, debiendo sancionarse su incumplimiento.

4.- Reforzar el papel de las asociaciones de transportistas y corregir el déficit democrático que supone la actual estructura de representatividad del Comité Nacional del Transporte por Carretera que despoja de representación a los transportistas efectivos sin reflejar la real estructura de nuestro sector.

5.- Establecimiento al transporte de mercancías por carretera de un tratamiento fiscal del carburante equitativo al de otros modos de transporte como el marítimo, aéreo y ferroviario, así como otras actividades profesionales como la pesca y la agricultura.

Por último, se ha valorado positivamente la reunión mantenida en el día de ayer por la comisión designada por la Conferencia con todos los Grupos Parlamentarios (salvo PP y UPyD) en la que tuvieron un alto grado de aceptación las propuestas planteadas.
Las Organizaciones participantes continuarán formando un frente común para trasladar al conjunto de la sociedad la necesidad de adoptar las anteriores medidas, ampliando sus participantes, hasta promover la necesaria negociación con el Gobierno de España, a fin de que adopte medidas eficaces que pongan freno a la situación crítica, sin que se descarte, en caso contrario, la movilización nacional del sector."

Opinión Personal acerca del comunicado y las medidas que proponen:

Para empezar, me parece interesante la Conferencia, la muestra de unión y la presentación de propuestas concretas; es muy importante que vean que el sector se va uniendo y van haciendo cosas para mostrar la situación, y plantear soluciones. Pero como ya he dicho en la primera parte del escrito, considero un grave error, que "se considere", que la situación actual del sector "sólo afecta" a los autónomos y a las microempresas; ya que los choferes asalariados (y sobre todo los choferes que se están quedando en el paro) también están sufriendo las consecuencias de la crisis actual, y de la crisis del sector en particular, habiendo visto reducido en unos pocos años sus salarios a salarios miserables, y a unas condiciones de trabajo, que en muchos casos rozan la "semi-esclavitud".
Es importante una unidad fuerte y firme de todos los camioneros, y no desde un principio, ir "vetando" a unos y/o a otros en las distintas propuestas y/o movimientos que van saliendo; debemos ser como Los Mosqueteros, e ir "todos a una", ya que si cada uno vamos por nuestro lado, nunca conseguiremos plantear una unión fuerte, ni una "amenaza seria" a los gobernantes, ni a las grandes empresas, para que nos tomen en cuenta, y podamos luchar verdaderamente por nuestros derechos.

Centrándome en lo que se expresa en el comunicado, me parece interesante instar al Gobierno de España a la declaración del momento crítico del sector y que adopten medidas urgentes; y no me parece mal que para ello, se solicite la aplicación del artículo 13 de la Ley 16/87 de Ordenación de los Transportes Terrestres. Aunque no estoy del todo de acuerdo con algunas de las medidas que proponen; y voy a explicar mi opinión de cada una de las medidas (una por una), para intentar explicar bien mi opinión.

Respecto a la 1ª medida, estoy de acuerdo conque es necesaria una reordenación del sector, pero no estoy de acuerdo con lo que proponen para llevarla a cabo; ya que "por lo que parece" pretenden que se endurezcan aun mas las condiciones de acceso, por si para conseguir establecerse como autónomo no fuese ya bastante duro (por no decir imposible), acreditar una capacidad de carga de 60 Tn (lo cual equivale a 3 tractoras, a parte del resto de condiciones) ... Ese tipo de condiciones, y endurecerlas, solo favorece a las grandes empresas; ya que imposibilitan a los choferes asalariados (o a los choferes en paro) que puedan plantearse establecerse como autónomos, permitiendo a las grandes empresas "esclavizarlos" cada vez más; unas condiciones normales para el establecimiento de autónomos evitaría que las grandes empresas "esclavizasen" a los choferes asalariados (reduciendo sueldos a unos sueldos miserables), lo cual beneficiaría a los autónomos y pequeñas empresas, al hacer que los costes de los choferes de las grandes empresas les aumentasen (a cifras razonables), y por lo tanto no pudiesen tirar los precios de los portes.

Precisamente considero que nos han "dado" un "arma de doble filo" al imponerse el CAP, y aunque parezca "cruel" mi propuesta, considero que de la misma forma que sirve para "putearnos" y obligarnos a pagar la renovación (que para los choferes que estén en paro es bastante complicado poder hacerlo), por un curso inútil que solo vale para hacernos pagar y perder una semana de trabajo (para no aprender nada); puede usarse el CAP para endurecer las condiciones de acceso a la profesión (tanto para acceder como autónomo, como para acceder como conductor asalariado). Yo propondría que se exija un periodo de "suspensión" de los cursos para "nuevos conductores" (los cursos de las "300 y pico horas" que tienen que hacer los que no cumplen los requisitos para la "renovación directa" a la que vamos el resto de conductores [cuando nos toque en esta 1ª ocasión según nuestro número de DNI]), durante un período mínimo de 2 años (pudiéndose ampliar, según las necesidades del sector), impidiendo el acceso de "nuevos conductores".

Considero que es más importante que los conductores que "estén en el mercado", ya sean autónomos, asalariados, o actualmente como muchos compañeros, conductores en paro; tengan más posibilidades de seguir trabajando en el sector, que "nuevos conductores" que no han trabajado en esto, y que si entran "seguramente" lo harán con condiciones peores, favoreciendo a las grandes empresas que al reducir en costes de personal podrán seguir bajando precios, y seguirán "asfixiando" a los transportistas autónomos. Así que si hacen falta menos conductores, que no se permita que puedan hacer el "CAP completo" los que lo necesitasen para ejercer, hasta que la mayoría de los conductores que están en el paro puedan regresar "a la rosca", y el sector se equilibre.

Respecto a la 2ª medida, considero fundamental establecer un plazo máximo del pago de los portes; ya que el uso de pagares (o sistemas similares) permite a las empresas contratar portes y tardar meses en pagarlos (y eso si los pagan ...) después de que el viaje se haya realizado. Es imprescindible que se establezca una normativa con un plazo máximo de pago, reduciendo ese plazo "con el tiempo" hasta que se convierta en un plazo razonable máximo de 30 días desde la realización del viaje; y se debe establecer una sanción para que en caso de no hacerse efectivo el pago dentro del plazo, el que contrató el viaje, sea multado por su impago, y que se establezca la responsabilidad subsidiaria del cargador principal en caso de impago del que contrato el viaje.
En definitiva, que se establezca una ley para que se pague el viaje en un período razonable, que se pueda multar en caso de que no se pague dentro del plazo, y que en caso de que el que contrato el viaje "se haga el loco" y no pague, se le pueda reclamar la deuda al cargador principal (como si fuese el "avalista" del que contrato el viaje), de modo que alguno de ellos pague el viaje al transportista.

Sobre la 3ª, creo que más que la aplicación de la cláusula de revisión del coste del combustible, debería establecerse una tarifa mínima por km, no pudiéndose contratar viajes por debajo de esa tarifa mínima; y que en caso de incumplimiento por parte del cargador y/o del que contrata el viaje (que intentasen contratar por debajo de la tarifa), puedan ser multados con multas suficientemente elevadas como para que se replanteen "su sistema". Esa tarifa mínima, debería ser periódicamente revisada en función de las subidas de los costes de los gastos básicos del transportista (como por ejemplo, las subidas en el precio del combustible).

Respecto a la 4ª, es fundamental corregir el "déficit democrático" que existe en la actual estructura de representatividad del Comité Nacional del Transporte por Carretera, modificando la norma de manera que 1 transportista sea 1 voto, ya sea a base de que el transportista sea representado por asociaciones, o de otra forma; pero esta claro que debe ser un sistema democrático donde 1 individuo tenga 1 voto.

De la 5ª, me gustaría comentar, que estoy totalmente de acuerdo en que hay que establecer un tratamiento fiscal del carburante para el transporte de mercancías por carretera equitativo al de otros modos de transporte (como el marítimo, aéreo o ferroviario), así como de otras actividades profesionales (como la pesca o la agricultura) que cuentan con un tratamiento fiscal "especial" del carburante. Es inconcebible como la mayoría de sectores que hacer uso básico del carburante para realizar su trabajo disponen de una fiscalidad "especial" en el carburante que les reduce mucho el coste de este, y resulte que los transportistas no tengan esa fiscalidad "especial" en el carburante cuando es imprescindible para poder efectuar los viajes; si "todos" los sectores que hacen uso principal del carburante para el desarrollo de su actividad, tienen esa fiscalidad "especial", los transportistas somos los primeros que tenemos derecho a esa fiscalidad, y sino que se retire para todos los sectores, si los transportistas "no tenemos derecho", que no lo tenga nadie.

Para ir terminando, me gustaría hacer mención a la reunión mantenida por la comisión designada por la Conferencia con los Grupos Parlamentarios; y recordar que por mucho que las propuestas planteadas "tuviesen un alto grado de aceptación", me gustaría recordar que son políticos (y encima políticos españoles), y que nada de lo que digan y/o prometan, significa que después vayan a cumplir nada de lo que prometieron ...

Finalmente, aunque la conferencia en si, me parece interesante, hay cosas como las que he expresado a lo largo del escrito, con las que no estoy de acuerdo y/o que creo que se podrían "mejorar"; y sigo pensando que mientras este tipo de iniciativas solo incluyan a una parte de los camioneros españoles (en este caso a los asalariados), no se conseguirá una unión fuerte y con poder de los camioneros. Hay que ir cambiando de mentalidad, y que las mejoras se piensen para todos; mientras nos sigamos "discriminando" entre nosotros, no conseguiremos que los demás nos respeten.

viernes, 20 de julio de 2012

La Huelga del Transporte Canario; y la urgente necesidad de la unión de los camioneros españoles


Cuando estaba preparando el nuevo escrito que pensaba escribir para el blog (y que lo publicare en los próximos días), tuve conocimiento de la huelga de transportistas de Canarias, y de algunas cosas que sucedieron durante la huelga; por lo que decidí cambiar el contenido del escrito, y dedicar parte de él a la huelga Canaria. El principal motivo de este cambio de contenido, se debe fundamentalmente a algo grave que sucedió durante la huelga, y que muestra nuevamente la desunión y división que sufrimos los camioneros (en el caso particular de esa huelga mostraba la desunión de los camioneros canarios; pero en general es aplicable a todos los camioneros del resto del país), y muestra un signo mas de debilidad, que flaco favor nos hace para poder defender y luchar por nuestros derechos.

Básicamente, y resumido, lo que sucedió en Canarias durante la semana pasada fue lo siguiente: los transportistas de las Islas Canarias, tenían convocado, por las asociaciones y/o federaciones que representaban a los transportistas canarios, un paro patronal que comenzaría el martes 10 de Julio, y que estaba previsto que durase una semana. Pero al día siguiente (el miércoles 11), un comunicado lanzado por una de las asociaciones de Tenerife, reventaba el primer día de la jornada de protesta en la provincia tinerfeña; lo que representó una división en el transporte canario, al descolgarse Tenerife de la huelga, y pese a que posteriormente Fetrante retomó los contactos con los asociados de las otras islas para decidir si volvían a sumarse a las protestad de la Federación de Empresarios del Transporte (FET), "el daño ya estaba hecho", al mostrar un claro signo de desunión y debilidad.
Pese al "duro golpe" sufrido por la retirada de la federación tinerfeña de la huelga, el resto de asociaciones y/o federaciones canarias, continuaron con la huelga, y el jueves 12, desconvocaron el paro después de haber llegado a un acuerdo con el gobierno canario de un calendario de reuniones con las administraciones autonómica y estatal para analizar sus reivindicaciones. Es importante que pese al "golpe" de la "retirada tinerfeña", el resto siguiesen unidos y adelante, para poder conseguir algo; y desde luego, si en esas reuniones consiguen algo, no sera gracias a la federación que se retiró, aunque luego se pueda y/o quiera beneficiar de lo que las otras asociaciones consigan.

El "episodio canario", nos muestra una vez más la desunión del sector, y la debilidad que tenemos a la hora de luchar por nuestros derechos. Hay "algunos" que piensan que no hace falta unirse para conseguir nuestros derechos; pero es falso, se necesita un "grupo" grande y fuerte, para poder tener peso a la hora de "sentarse a negociar", y/o luchar, porque si se es débil y/o pequeño, no te toman en serio, y es complicado luchar y/o conseguir algo.
No se pueden mostrar signos de desunión y/o debilidad, ya que los "rivales" contra los que hay que luchar y/o negociar nuestros derechos, están siempre pendientes de nuestros signos de debilidad, para "llevarse el gato al agua", evitar la lucha "antes de que empiece" y/o conseguir una mejor posición a la hora de negociar, reduciendo nuestras posibilidades de conseguir "algo".

Hay que dejarse ya de una vez de tonterías, de rencores y de "odios irracionales", fomentados durante mucho tiempo por "algunos sinvergüenzas"; con la única intención de dividirnos, e impedir que nos unamos para defender y luchar por nuestros derechos, para que mientras ellos, puedan continuar viviendo de "sus subvenciones" y/o de "sus ayudas" (por no decir de "sus sobornos").
Hay que unirse de una vez, creando un frente unido y fuerte, para desenmascarar a "los sinvergüenzas", y expulsarlos de cualquier "intento de representación"; cuando su único objetivo es mantener "sus sillones", y "llenar sus barrigas agradecidas". Hay que empezar por luchar contra asociaciones y/o "sindicatos", que quieren "solucionarse la vida",  a cambio de "esclavizar" a los choferes asalariados, y/o arruinar y/o destruir a los choferes autónomos; hay que luchar contra ellos, y quitarles cualquier representación y/o derecho, y hay que hacerlos desaparecer por todo lo que durante muchos años nos han hecho a TODOS LOS CAMIONEROS del país (ya seamos asalariados y/o autónomos).

Por otro lado, considero, que porque haya un mayor numero de asociaciones, ello no supone que haya una mejor representación; simplemente hay un mayor numero de vías de representación, pero ello no implica que se este mejor representado, ya que si la mayoría de esas asociaciones no representan como deben, poco se consigue.

Además, algunas de las asociaciones, hacen como los "pseudo-sindicatos", engañando a la gente, y mostrando "que hacen algo", cuando en realidad no hacen "nada"; es muy fácil "ladrar", cuando no se tiene intención de "morder" ... y tanto los "pseudo-sindicatos", como algunas de las asociaciones, solo pretenden "ladrar", ya que si "muerden", se "arriesgan a perder" las subvenciones que los ceban. Un sindicato y/o una asociación profesional "cebados" a base de subvenciones y/o de "ayudas interesadas", son como perros con bozal, pueden ladrar mucho, pero no pueden morder ...
Un sindicato y/o una asociación profesional, no puede mantenerse a base de subvenciones y/o a base de "ayudas particulares interesadas", donde el que ayuda, espera algún beneficio a cambio; un sindicato o asociación subvencionada y/o "ayudada de manera interesada", nunca se enfrentaran contra quien les de la subvención (el gobierno, por ejemplo), ni se enfrentaran contra quien les de las "ayudas interesadas" ("algunas" grandes empresas, por ejemplo), porque en ello les va su supervivencia. No pueden hacer lo que deben, defender y luchar por los intereses de sus sindicados y/o asociados, ya que los que limitan y anulan los derechos de esos sindicados y/o asociados, son los mismos que dictan las leyes y/o son los mismos que dirigen las principales empresas del sector, que están interesados de hacer un sector "a su medida", donde prima su necesidad de beneficio particular, frente al beneficio de todos los camioneros (a los que "esclavizan" y/o arruinan); los sindicatos y/o asociaciones "apesebrados", no pueden luchar contra ellos, porque son los mismos que los subvencionan y/o "ayudan", en definitiva, son los mismos que los mantienen, y les "pagan los sueldos", y por ello siempre estarán más interesados en mantener sus subvenciones y/o "ayudas", en lugar de estar interesados en luchar y defender los intereses de aquellos a los que supuestamente representan.

Un sindicato y/o asociación profesional subvencionada y/o "ayudada de manera interesada", son unos sindicatos y/o asociaciones inútiles porque nunca cumplirán su función de luchar por los intereses de aquellos a los que deben representar; se limitaran a defender "su pan", para asegurar la supervivencia del sindicato o asociación, aunque para ello, deban ir en contra de aquellos a los que deben representar, ya sea apoyando leyes "pro-esclavistas" (para neutralizar a los choferes asalariados), ya sea apoyando leyes abusivas "pro-grandes empresas" (para neutralizar y/o arruinar a los choferes autónomos).
Un sindicato o una asociación profesional deben mantenerse a base de las aportaciones de sus sindicados y/o asociados, y/o a base de ayudas particulares altruistas (que quien ayude, no tengan intereses en lograr algo por esas ayudas, sino que apoyen con ayudad al sindicato y/o asociación profesional para que luchen y defiendan los intereses de todos los profesionales del sector).

Otra cosa a tener en cuenta es que en una asociación profesional que "teóricamente" representa los derechos de los autónomos y/o pequeñas empresas de transporte, no puede tener entre sus asociados y/o representados a la vez a autónomos (y/o pequeñas empresas) y a grandes empresas, como ocurre en algunas de las asociaciones. Si están representados o se aceptan en la misma asociación tanto a autónomos como a grandes empresas, esa asociación no puede luchar por los intereses de los autónomos (que hay en la asociación), porque tendría que luchar contra los abusos de las grandes empresas (cuando algunas de ellas también están representadas en la propia asociación), y no va a enfrentarse contra parte de sus asociados.
Hacen falta asociaciones que únicamente representen a autónomos y pequeñas empresas, y que no acepten la presencia de grandes empresas; porque sino no podrán luchar contra los abusos indiscriminados que hacen esas grandes empresas.

Ya va siendo hora de reducir el número de asociaciones, ya que para un autónomo es complicado decidir cual es la asociación que mejor puede representarlo, cuando hay "50.000" asociaciones que "pueden representarlo" y "luchan por sus derechos", y cada una tiene planteamientos diferentes, y luchan por cosas diferentes. Hay que reducir el número de asociaciones, "denunciando" a las que no hacen su trabajo, y a aquellas que aceptan a las grandes empresas entre sus asociados; para que los autónomos sepan que esas asociaciones, por mucho que digan que los representan, no lo hacen, y no lo harán.

Hay que unificar ideas, y buscar planteamientos comunes entre las asociaciones, para idear un "plan de ruta común", y unos objetivos comunes, para lograr una unidad entre las distintas asociaciones y poder formar un gran frente unido que verdaderamente pueda luchar por los intereses de los camioneros a los que representan las distintas asociaciones "válidas".

Por otro lado es importante crear un verdadero sindicato de camioneros, para defender los intereses de los camioneros asalariados, ya que la actual representación sindical a la que se pueden acoger los camioneros asalariados (pudiendo "decidir" entre los "pseudo-sindicatos" UGT y CCOO ["el mismo perro, con distinto collar"]), es una representación obsoleta, anquilosada en el pasado, y que no defienden (ni defenderán) los intereses de los choferes asalariados; ya que están mas interesados en defender sus subvenciones y "ayudas interesadas" para mantener el sindicato, que en defender los derechos de esos choferes a los que "se supone" que representan. No se puede centrar la representación sindical de un colectivo (en nuestro caso de los camioneros asalariados) en unos "pseudo-sindicatos" de clase, que "representan" a todos los trabajadores; los camioneros necesitamos defender unos derechos exclusivos de nuestro gremio, y por ello necesitamos un sindicato especial destinado únicamente a defender los intereses de los camioneros.

A parte, se necesita un sindicato de camioneros en el cual sus representantes sindicales en las empresas, que se supone que defienden los intereses de los camioneros de una determinada empresa, sean un ejemplo, y no sean corruptos, ni favorecidos por los jefes, para que no cumplan con su labor sindical (para la que "se supone" que han sido elegidos).
He trabajado de camionero en varias empresas, y he podido observar en la mayoría de ellas, como los representantes sindicales, obtenían las mejores rutas (más kilómetros con menos días fuera, por lo que cobraban más y pasaban más tiempo en casa), tenían "derecho" a más descansos en su casa (cuando los otros choferes de la empresa, pasaban más descansos "tirados por el mundo"), podían librar prácticamente todos los fines de semana (cuando el resto de conductores de la empresa no), y en algunas de las empresas, incluso el/los jefe/s organizaban "comidas de directivos" donde "por supuesto", estaban invitados los representantes sindicales (y tras algunas de esas "comidas de directivos", los propios representantes sindicales salían en condiciones "especiales"). Cuando un representante sindical tiene por parte de la empresa tales beneficios con respecto a "sus compañeros" conductores, que no los tienen, lo cual los diferencia completamente del resto de choferes de la empresa; ¿cómo van a luchar por los intereses del resto de conductores, cuando ellos mismos (los representantes sindicales) tienen un trato diferente, y son tratados como una "élite especial", diferenciandolos completamente de sus compañeros? ...
Un representante sindical debe ser un ejemplo tanto para sus compañeros camioneros, a los que debe representar, no permitiendo unos "tratos especiales" que los distancien de sus compañeros; como debe ser un ejemplo para los jefes, demostrando que no son corruptos, ni aceptan "condiciones especiales", a cambio de no luchar por los derechos de sus compañeros. Un verdadero representante sindical que de verdad quiera luchar por los derechos de sus compañeros, debe ser incorruptible, insobornable, y una persona ejemplar, un verdadero ejemplo para sus compañeros.

Como ya exprese en el artículo anterior del blog, es urgentemente necesario, crear un verdadero sindicato de camioneros, hecho por camioneros, y dispuesto a defender y luchar por los intereses de los camioneros. Hay que formar de una vez ese sindicato, para que represente verdaderamente los intereses de los camioneros asalariados, y desterrar de una vez a los "pseudo-sindicatos" de la representación de todos los camioneros en general, y de las representaciones sindicales de los camioneros en cada empresa; y a parte, como exprese en el artículo anterior, que permita la inclusión de los autónomos, y la representación de sus derechos.
Hay que formar en España un verdadero sindicato de camioneros (como la Hermandad Internacional de Camioneros que representa a los camioneros asalariados y autónomos de Estados Unidos y Canadá),  que nos una y represente a todos los camioneros españoles, y que forme un verdadero frente unido para luchar contra nuestros "enemigos" ("pseudo-sindicatos", gobernantes, y grandes empresas, principalmente) por los derechos de todos los camioneros españoles. Es hacer lo que no se ha hecho hasta ahora, unirse, y luchar, es nuestra única oportunidad, o nos unimos de una vez y luchamos de verdad por nuestros derechos, o dejamos que "esclavicen" a los choferes asalariados, y arruinen a los autónomos; como dice el refrán: "MÁS VALE MORIR DE PIE, QUE VIVIR DE RODILLAS".